La mala visión solo es un síntoma de la miopía

La miopía es una enfermedad del ocular caracterizada por tener un ojo más largo de lo normal. Este alargamiento causa el desenfoque o mala visión que es síntoma característico de la miopía. Sin embargo es importante saber que la miopía no consiste en mala visión: esta es solo una consecuencia. Un ojo miope cuya visión se corrige, ya sea con gafas, lentillas o cirugía, continúa siendo un ojo miope. La miopía no se cura, solo puede prevenirse o ralentizarse.

Por qué es importante controlar la miopía

El control de la miopía es importante porque si la miopía aumenta mucho, aunque que corrijamos la visión, puede causar problemas serios de visión en el futuro.

El aumento de la longitud del ojo puede llegar a causar, con el tiempo, desprendimiento de retina o retinopatía miópica. A largo plazo, puede derivar en baja visión e incluso a ceguera. Durante los últimos años, la miopía magna (miopía de 6 dioptrías o más) es la patología mas frecuente entre los afiliados de la ONCE.

El aumento de la miopía en nuestra época tiene un carácter epidémico. En 2010 la incidencia de la miopía en España era alrededor del 47% entre los jóvenes adultos. En Asia este porcentaje asciende a cerca del 90%.

miopia-infantil

Control de la miopía: cómo prevenir su aumento

Existe una etapa en el desarrollo del niño (entre los 7-17 años) en la que la miopía progresa. Es solo en esa etapa en la que es posible intervenir en este proceso.

El control de la miopía se puede realizar mediante tratamiento farmacológico o tratamiento óptico (o la combinación de ambos).

La opción que más ha demostrado científicamente durante los últimos 10 años su seguridad y eficacia en el control de la miopía, es la ortoqueratología (Orto-K). La Orto-K es el único método de corrección de la visión con el que no es necesario utilizar gafas o lentillas o usar cirugía para tener una visión perfecta. Las lentes especiales Orto-K se usan sólo durante el sueño en un entorno controlado por los adultos. Mientras dormimos, la córnea se adapta a las lentillas hasta corregir totalmente la visión. Al despertar y retirar las lentillas, se puede disfrutar de una visión corregida durante todo el día.

Otros métodos son la atropina y las lentes blandas con desenfoque periférico. El uso de la atropina diluida al 0,01% ha demostrado su eficacia en el control de la miopía, pero no permite al niño tener buena visión durante el día. Por su parte, las lentes blandas con desenfoque periférico que actúan sobre el enfoque en la retina periférica, y su uso durante el día permite al niño tener buena visión, pero necesita de una observación o control permanente que a veces no es posible realizar por los adultos.

Doctor Lens es una clínica oftalmológica especializada en control de la miopía mediante Orto-K. Nuestro equipo, formado por oftalmólogos y optometristas, se encarga de velar en todo momento por la salud visual de nuestros pacientes. Además de adaptar las lentes, proporcionamos a nuestros pacientes supervisión oftalmológica y optométrica íntegra durante todo el tratamiento.

Nuestra misión es velar por la salud ocular de los niños con miopía y ofrecerles un tratamiento seguro y eficaz para controlarla y reducir los riesgos asociados a la miopía magna. Además de concienciar a cada padre y especialista sobre los riesgos asociados a la miopía y la existencia de métodos de control de la miopía.