Dejar de usar gafas y lentillas

Las gafas no están de moda, no. Todos queremos dejar de usar gafas y lo más común es que si se usan sea porque no se toleran las lentillas. Porque existe pánico de pasar por el quirófano, o simplemente no es posible operarse.

Con las lentillas nocturnas u Orto-K se tienen todas las ventajas de ver bien durante el día y dejar de usar gafas o lentillas en nuestra actividad cotidiana.

Es importante saber que Orto-K es reversible, se trata de un tratamiento reversible. Cualquier usuario de Orto-K puede decidir recurrir a la cirugía láser pero debe tenerse en cuenta, eso sí, que la cirugía láser no garantiza la corrección definitiva de los defectos refractivos. Por eso deben valorarse algunos factores:

  • Si todavía no se han cumplido los 25 años, los oftalmólogos recomiendan no pasar por el quirófano, ya que la miopía podría seguir aumentando.

 

  • Si una mujer quiere tener hijos, ya que uno de los posibles efectos adversos podría ser el aumento de tus dioptrías.

 

  • Lo normal es que la miopía no aumente en edad adulta pero en muchos casos la miopía vuelve y la posibilidad de repetir la operación no es posible en todos los casos.

Orto-K es el único método reversible, compatible con una miopía no estabilizada y que permite disfrutar del día a día y dejar de usar gafas o lentillas y no depender de métodos correctores.